• Marcos Alcaraz

Cinco motivos para considerar a Ghost el mejor grupo de hard rock actual



Tras volver a mostrar su capacidad para hacer grandes temas en el EP que sacaron a finales del año pasado con dos temas que ya son de lo más escuchado del grupo como Kiss The Go-Goat y Mary On A Cross, creo que llega el momento de poner a la banda de Tobias Forge donde se merece y preguntar, sin duda alguna y completamente en serio, si este chalado disfrazado de papa – o de cardenal, o de la rama eclesiástica que se precie – ha convertido a su banda en el mejor grupo de hard rock de esta década, funesta por otro lado para su género. Así que estos son los cinco principales puntos por los que podríamos considerar a Ghost como tal:

1. Por la falta de competencia: Admitamos que si un subgénero musical las está pasando canutas en la actualidad es el hard rock. Si bien en la década de los dos ceros encontramos destellos como The Darkness, Wolfmother, Velvet Revolver y un no muy largo etcétera, en los últimos diez años hay que rebuscar entre los submundos musicales para poder encontrar bandas para realizar un top 5. En cierto modo, el género ha tenido la suerte de la aparición a última hora de los discutidos Greta Van Fleet para posibilitar la escucha de alguna guitarra que recuerde a los ecos setenteros. Hasta entonces, podríamos señalar a Rival Sons, aceptar pulpo como animal de compañía y meter en el gremio a los nuevos Queens Of The Stone Age, Royal Blood o al retorno de Alice In Chains, o señalar a ligas muy menores para encontrar gente como Casablanca, Dewolf o Turbowolf. No, no son buenos tiempos para aquellos que cardaban sus pelanas: los músicos actuales están más centrados en otras décadas como los 60, y lo que interesa de los 70 es la rama más cercana a Black Sabbath que la de bandas como Deep Purple.

2. Porque hacen hits como churros: Principal punto a tratar. Podéis saltaros todos los demás porque al final será dar vueltas a una única cosa: Tobias Furke es una máquina de hacer temazos. Tras coquetear con el single perfecto en sus dos primeros álbumes, fue llegar Meliora, las colaboraciones con otros productores y compositores y empezar a llegar los grandes temas que pueblan un set de Ghost: tras la irrupción de dos éxitos colosales como Cirice o He Is llegó el que puede ser el hit más radiable de la banda, Square Hammer; con Prequelle aparecieron Rats y Dance Macabre; con este single llegan Mary On A Cross y Kiss The Go-Goat. Esto como major singles: después podemos encontrar temas perfectamente radiables como Ritual, From The Pinnacle, Absolution, See The Light o Life Eternal. Para remitirnos a una banda del estilo que tenga entre siete y ocho temas radiables mayúsculos que ofrecer en un concierto hay que investigar unos cuántos años atrás: pocas bandas a día de hoy ofrecen un set tan solvente como el que pueden ofrecernos Tobias y sus Ghouls.



3. Porque se están mostrando solventes: No es que tengan precisamente una carrera muy larga, pero Ghost se están mostrando muy solventes desde la aparición de su primer álbum en 2010. Desde entonces han sido cuatro discos y dos EPs donde no han tenido bajón alguno. Es cierto que no es una discografía larga para calificarla de intachable, pero muchos otros de su estilo ya habían perdido la batalla a esas alturas: The Darkness se desfondó en dos discos, Wolfmother en uno y medio y Rival Sons pinchó justamente en el cuarto. Además, Tobias está mostrando un conocimiento de cómo llegar a lo más alto bastante inteligente, repartiendo singles entre discos y EPs haciendo que su banda esté en el candelero continuamente. Ahora afirma preparar un quinto álbum que debería salir a finales de este año o inicios del siguiente, donde habrá que ver si prosigue con su deriva hacia el hard rock o vuelve a sonidos –un poco más- duros.

4. Porque han derivado en grupo de hard rock: Tal vez esta apreciación en la época de Meliora sería más discutible que en el día de hoy, pero entre Popestar y Prequelle se ha constatado la deriva de Ghost hacia los 80 y con ello se ha abrazado tanto la laca como así el horterismo de sintetizadores, saxofones e instrumentales pasados de rosca –véase Miasma-. Kiss The Go-goat, aunque de clara influencia sesentera, es la total confirmación de que Tobias está haciendo canciones que podrían formar parte perfectamente del repertorio de Kiss cuando estos no llevaban maquillaje. En el equilibro entre su lado más rocoso y el más laquero estará el punto más complejo para Tobias, que podría exponerse a perder a sus primeros fans abriendo el paso para los últimos.


5. Por su puesta en escena: Se echan de menos aquellos tiempos en el rock n’ roll donde ser normal no vendía. Donde las plataformas, los atuendos estrafalarios y las caras pintadas brillaban entre la aparatosa pirotecnia. Uno iba a conciertos de New York Dolls, Sweet, Alice Cooper o Kiss y les parecían unos completos mamarrachos. Y esa era buena parte de la gracia. El juego que ha realizado Ghost ocultando la identidad de sus miembros, empezando por el líder y principal responsable de la banda, es buena parte del secreto de su éxito. Que cuando les estás viendo en directo sólo veas a unos desconocidos con unas extrañas máscaras – donde se tiene que pasar un calor abrasante – y a un cardenal con la cara pintada de negro y blanco es una frikada importante, y por ello bastante especial. La línea entre el suicidio comercial y el gancho para las masas es muy fina y Ghost da saltos sobre ella como el mejor de los trapecistas. Que los autores de esa canción irresistible sea un hombre disfrazado del Papa del infierno y el resto de la banda la formen cuatro demonios, mientras todos los temas se canten a Satanás, es una paparruchada de proporciones cósmicas, pero sin duda alguna es la paparruchada más atrayente posible.



23 vistas

Melopea

  • Ivoox
  • Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2019 by La Fuga De Alcaraz. Proudly created with Wix.com

Newsletter

  • Negro Icono RSS
  • Instagram - Negro Círculo