• Melopea

Crosby, Stills, Nash & Young, el primer supergrupo americano


Artículo de Jon Azkue Maillo


Pocos grupos en la historia alcanzaron la fama y el éxito tan rápidamente como ellos. El primer disco lo sacaron en formato trío, Neil Young llegaría poco más tarde. No pudo haber un comienzo mejor, como Nash comenta muchas veces: “El sonido de Crosby, Stills & Nash nació en tan sólo 30 segundos. Es lo que tardamos en armonizar de esa manera”. Tras el éxito del álbum debut, y ya asentados en California, el segundo concierto lo daban en el mayor escaparate posible de aquella época, Woodstock. Ya con Neil en la banda, al que Crosby reclutó tras encontrárselo de casualidad por el barrio y tras escuchar algunas de las nuevas composiciones del canadiense, no se lo pensó dos veces. Nada más tocar en Woodstock, aparecieron en televisión, en el show de Dick Cavett, plataforma que Crosby aprovechó para criticar a las empresas más poderosas del país en ese momento.


El éxito quizás fué demasiado repentino, unido a los egos de cada uno. Recordemos que tanto David Crosby(The Byrds), como Stephen Stills(Buffallo Springfield), Graham Nash(The Hollies) y Neil Young(Buffallo Springfield y en solitario), venían de grupos ya consagrados. Sabían que eran talentosos, y que podían tranquilamente componer y sacar albums en solitario cuando quisieran. En el caso de Young, según Nash: “Veía las bandas como un mero trampolín para sus aspiraciones individuales”. Por otro lado, estaba Stephen Stills, que prácticamente tocaba todos los instrumentos en la banda hasta que contrataron más músicos para los directos. Stills no iba a ceder su puesto de mando aunque llegara una estrella en potencia como Neil. Todos estos factores y el tren de vida que llevaban no les auguraba una carrera muy larga juntos.


Deja Vu, el supergrupo al completo en el estudio


Aunque no lo parezca, según Crosby, "CSN y CSNY eran dos bandas totalmente distintas". El primer disco del trío tiene un aroma mucho más folk mientras que “Deja Vu” es un álbum más eléctrico y variado en estilos, se nota lo que le tiraba más a cada uno de ellos. Crosby pasaba por un infierno personal por la reciente muerte de su pareja en un accidente de tráfico y sus grabaciones a menudo acababan con este tirado en el suelo llorando. Aún así, “Almost cut my hair” es una canción 100% Crosby con la inconfundible guitarra de Young y “Deja Vu” explora su lado más psicodélico, para mi, la tapada del disco. Nash aporta dos preciosidades como “Our House” y “Teach Your Children”, esta última considerada por Young como la mejor que grabaron. El irredento canadiense, aunque pareciera ausente a ratos, aportó las canciones que tenía compuestas que le enseñó a Crosby en aquel encuentro, “Helpless” y “Country Girl”. “Everybody I love you”, sin embargo, parece más un esfuerzo de conjunto de la banda con un aroma a Buffallo Springfield. Stills está presente en todo momento, como principal productor y multinstrumentista. El monumental inicio del disco es obra suya, una vez más, al igual que en el debut, en lugar de cantarla él únicamente, aquí prefirió usar la mayor arma de la banda, sus armonías vocales. Pocos inicios de álbum se me ocurren mejores que la gran “Carry On”. No nos podemos olvidar de “Woodstock”, la canción que compuso Joni Mitchell sobre el festival al que no pudo ir que decidieron versionar en este álbum, aquí tenemos a Stills como vocalista principal con las típicas armonías y el duelo de guitarras entre él y Young para una versión mucho más rockera que la original de Joni.


La masacre de la Universidad Estatal de Kent el 4 de mayo de 1970 causó un gran impacto en Crosby y Young. Tanto que se sintieron obligados a plasmarlo en una canción que tendría que salir esa misma semana para agudizar las protestas que se sucedían en el país. Y así fué, “Ohio” se publicó como sencillo junto con “Find the Cost of Freedom” de Stills. En la canción se nombra a Nixon como responsable de la matanza, lo que según Crosby fué: “lo más valiente que he oído nunca”. Esto les colocó como líderes de la contracultura americana en mayor o menor medida durante la década de los 70.



Primera separación y cuesta abajo


La primera separación de las muchas que han tenido vino a los pocos meses de grabar Deja Vu. Algunos lo atribuyen al desenfreno constante que tenía que ponerse fin, otros a los desengaños amorosos entre las novias de los integrantes y otros a la lucha de egos. El hecho es que se separaron en el mejor momento compositivo de cada uno de ellos. Los dos discos anteriormente nombrados y sus primeros discos ya en solitario lo corroboran. Si hubieran seguido juntos, sin duda, tendríamos otros dos álbumes sobresalientes de la banda tanto en formato de trío como de cuarteto. De todas formas, los fans pueden estar contentos, "Remember my name", "Manassas", "After the gold rush" y "Songs for beginners" son auténticas joyas de la época. Todas publicadas en un lapso de un año o dos, como si de una competición se tratara.


Los problemas con las drogas hicieron mella en ellos a mediados de los 70, sobre todo en Crosby, adicto a la cocaína, tras varios intentos de desintoxicación acabó siendo fugitivo de la justicia y posteriormente cumpliendo una pequeña condena en prisión. Esto, y la creciente popularidad de otros estilos como el rock progresivo o la música disco, mandaron al grupo a un segundo plano en el panorama musical. Aún sacarían un muy digno álbum a finales de los 70, "CSN", que aunque suena ya un poco desfasado para esa época solo le faltan los hits de los que estaban repletos esos dos primeros discos.


Durante los siguientes años todavía pegarían un petardazo con "Southern Cross" pero pasarían ya a ser una banda revival con un gran repertorio, eso sí, para lo poco que grabaron en estudio. El lado político de la banda siguió estando ahí, en campañas del partido demócrata y en sus propios conciertos, aunque ya sin la influencia de otras épocas. El final del grupo no pudo ser más dramático. Siendo Young el primero en asegurar que nunca habría una reunión de CSNY por unos comentarios de Crosby sobre su mujer en televisión, de los que no se disculpó a tiempo. CSN siguió unos años más aunque las broncas se sucedían, llegando a viajar cada uno en un autobús diferente durante las giras. Esto acabó viéndose reflejado en sus conciertos, llegando al ridículo en una gala navideña con la familia Obama como espectadora.Un final muy triste para una banda que llegó a la cima de la música y la contracultura americana. Una reunión ahora mismo parece casi imposible, pero el legado que han dejado merece un final mejor, no perdamos la esperanza.


64 vistas

Melopea

  • Ivoox
  • Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2019 by La Fuga De Alcaraz. Proudly created with Wix.com

Newsletter

  • Negro Icono RSS
  • Instagram - Negro Círculo