• Marcos Alcaraz

Derby Motoreta´s Burrito Kachimba (2019)

Soy plenamente consciente de que, en pleno mes de octubre que es cuando se escribe esta

pequeña reseña, todo el mundo interesado un poco en la música actual y que viva en la

península ibérica ha escuchado al menos hablar sobre la revolución de la kinkidelia: si todavía

no has oído nada de los muchachos que suenan cada cuatro canciones en Radio3 y que han

tocado en cada uno de los festivales posibles bajo los Pirineos, es que has llegado

accidentalmente a esta publicación.





Cuando escribo estas líneas, han pasado unos siete meses desde la publicación del álbum

debut de esta unión de miembros de diversas bandas andaluzas. A día de hoy, rara es la ciudad

donde no se hayan presentado en sociedad con conciertos de gran altura: uno, que ha vivido

en la capital, les ha podido ver tres veces sin gastar un mísero euro. Incluso ya presentan una

nueva canción harto prometedora, acompañando también a su repertorio una impecable

versión de Camarón, donde potencian su lado más flamenco gracias en buena medida a la

inmaculada voz de Dandi Piranha, su cantante, que con un micro en mano es capaz de llegar a

lo más alto sin siquiera mover un músculo facial.


No sé sabe qué deparará el futuro para una banda: tan pronto se huelen las mieles del éxito

pueden quedarse en el mero espejismo, como tantas y tantas bandas que prometían llegar a la

excelencia y se han quedado en el cajón del olvido, en un mero intento. Pero sí que se pueden

encontrar ciertos posos en grupos que indican que, si nada se tuerce, la energía encontrada

puede alumbrar muchos caminos. Es el caso que ocurre con el debut de Derby Motoreta’s

Burrito Kachimba: tras un nombre prácticamente impronunciable (insonoro incluso al recurrir

a las siglas) y de cierta índole cómica se esconde una aparición mariana como pocas se

recuerdan en el cortoplacismo de la escena musical española.


No hacen precisamente nada nuevo a poco que busquemos referencias anteriores en la

historia musical española, pues unir flamenco y rock ya lo hemos visto en sus reverenciados

Triana, con un poso más alternativo en Los Planetas o más experimental en el fabuloso Omega

de Enrique Morente & Lagartina Nick, por escoger tres ejemplos notorios: hay muchos más

(Exquirla mismo). Posiblemente a un neófito sí que le choque esa mezcla de géneros y

culturas. Sin embargo, sí que pueden aducir que cuenta con una frescura propia, con una

propuesta nada habitual en un mundillo algo encasillado, y que su mayor virtud es que la

desarrollan de la forma más notable posible. Ataviados con ropajes salidos de los alrededores

de El Pico, tal y como se ha dicho ya varias veces estos muchachos mezclan el rock

aflamencado de Triana con la psicodelia rock tan actual de bandas como King Gizzard & The

Lizard Wizard.


Lo que realmente lleva al optimismo, aparte de la apariencia al menos a primeras de que sus

componentes cuentan con las ideas bien amuebladas, es que a pesar de que su debut ha sido

un lanzamiento fulgurante y sus directos toquen por momentos la excelencia, es la notoria

sensación de que queda bastante camino a Derby Motoreta’s Burrito Kachimba para alcanzar

su techo. Como ya hemos referido anteriormente, nunca se sabe qué deparará el futuro. Pero

hay razones para confiar en esta promesa ya realizada de la música española. Como mínimo,

su irrupción ya merece cierto hálito de culto entre una generación actual que les ha recibido

como agua de mayo.




9 vistas

Melopea

  • Ivoox
  • Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2019 by La Fuga De Alcaraz. Proudly created with Wix.com

Newsletter

  • Negro Icono RSS
  • Instagram - Negro Círculo