• Marcos Alcaraz

Grimes - Miss Anthropocene


Como también ha ocurrido con el nuevo trabajo de Tame Impala, llama la atención lo usual que supone a día de hoy esperar cinco años por un álbum y lo habitual que se está haciendo, como ha ocurrido el nuevo largo de Grimes, aunque en este caso le ha jugado en su contra.


Es una buena excusa para ella decirnos que tal vez el álbum hubiese salido antes si no fuera porque su vida personal ha dado un vuelco desde 2018, con su matrimonio con el emprendedor multimillonario Elon Musk y convirtiéndose en madre. Sobre todo cuando ella nos hablaba de un nuevo disco para justamente el año 2018. Aún así, cinco años son mucho tiempo, y más cuando la continuación del excelente Art Angels se siente como un paso atrás, el primero en una carrera basada en pasos hacia adelante.


Si bien hablamos de Art Angels, cabe resaltar que Grimes entregó uno de los mejores discos de pop de toda la década: un trabajo lleno de éxitos que se quedaban pegados a la cabeza y de los que era imposible olvidarse, mezclando la luminosidad chiclosa del k-pop con referentes de principios de siglo, sintiéndose como la fiesta frenética y anfetamínica de una post-adolescente entregada a la diversión. En este nuevo Miss Anthropocene, Grimes cierra la fiesta y se pone seria: el enfoque se siente más una continuación de Visions perdida en el tiempo, con un toque marcado de oscuridad entre ritmos más pausados.


Grimes condensa lo mejor del álbum en su primera mitad, desde el sinuoso y envolvente inicio con So Heavy I Fell Through The Earth, la habitual canción pirada marca de la casa de Darkheid o la pegadiza y bailable Violence. También sorprende con una canción alejada de su propuesta habitual como Delete Forever, no precisamente lo más radiable que haya realizado nunca pero sí lo más accesible.


Sin embargo, Miss Anthropocene se desperdiga un tanto en su segunda mitad, ofreciendo buenas canciones y otras que buscan envolverte bajo su regazo y que no lo consiguen del todo. Pero su principalmente debe parte desde la misma propuesta: podemos considerar a este su quinto disco como el primero que no se siente adelantado a su tiempo, sino por detrás, y que probablemente hubiese sorprendido hace dos o tres años, pero en su planteamiento se ve adelantado por otros artistas del género deudores a la propia Grimes pero más establecidos en la vanguardia. Las escuchas mejoran considerablemente la concepción de este Miss Anthropocene, pero extraña escuchar un disco de Grimes que no desafíe a la actualidad musical.




Melopea

  • Ivoox
  • Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2019 by La Fuga De Alcaraz. Proudly created with Wix.com

Newsletter

  • Negro Icono RSS
  • Instagram - Negro Círculo