• Marcos Alcaraz

Jack White necesita tanto a The Raconteurs como The Raconteurs a Jack White




Desde su aparición junto a su exmujer en el debut de White Stripes, Jack White ha ido prácticamente a proyecto por año. Si no era principalmente con su grupo preferencial, lo era con The Raconteurs o Dead Weather. Los años que no realizaba ningún álbum se dedicaba a la producción o a coescribir temas: siempre ha sido un culo inquieto. Por eso sorprendió los cuatro años de hiato entre el lanzamiento de Lazaretto en 2014, su segundo álbum en solitario –que había funcionado muy bien, dándole el tema más reconocido de la carrera por su cuenta – hasta la aparición del tercero, Boarding House Reach, exceptuando que entre medias en 2015 había rescatado el proyecto The Dead Weather con Alison Mosshart de The Kills y Dean Fertita.


Estos cuatro años de separación entre un lanzamiento y otro fue una completa novedad en la carrera de Jack White, y cuestionado sobre esto en una entrevista previa al lanzamiento, Jack White explicó que había cambiado su método de composición: cuando generalmente era una persona que solía despachar los temas lo más rápido posible, esta vez se había esforzado por ser más metódico y darle continuas vueltas a las canciones, repensarlas varias veces tal y como hacen la amplia mayoría de los músicos. En este caso, el metodismo fue un clamoroso error, dado que este Boarding House Reach se convirtió en el disco más discutido y fallido de su ya amplia carrera. Las canciones habían pasado por tal proceso de deconstrucción que prácticamente no quedaba un hilo rescatable, y en aquellas que se asemejaban más a su trabajo clásico llevaban tal exceso de asonancias que se hacían cuesta arriba. Sus muy seguidores destacaron el lado más experimental del artista, pero para la mayoría fue el principal paso en falso de una carrera bastante sólida.


White siguió siendo principal reclamo de festivales y llenando sus propias fechas durante el año 2018 hasta que a finales del mismo salta la sorpresa: diez años después del último disco de la banda, The Raconteurs editaban dos temas nuevos para conmemorar el décimo aniversario del Consolers Of The Lonely. Y no sólo eso: serían editados como singles y contarían con su propio vídeo. Estas dos canciones fueron Sunday Driver y Now That You’re Gone, posiblemente dos de las mejores composiciones que hayan parido y la representación perfecta de las dos caras de una misma y valiosísima moneda.


No sé sabe bien si fruto del buen recibimiento o, más bien como se apunta, por lo bien que se sintieron al volver a reunirse entre ellos: Raconteurs siempre ha sido el grupo más “grupo” de la carrera de Jack White, donde no es el líder único pero sí principal, uniendo fuerzas para componer con Brendan Benson. Y qué bien le ha sentado sentarse a crear con otro músico a Jack White.





La presencia de Brendan Benson ha servido de ayuda tanto para los oyentes de Jack White como para el propio Jack. Tal y como ya era apreciable en los dos anteriores trabajos del grupo, Benson suaviza las extrañezas de White así como frena su afán más experimental y ruidoso, dejándole más contenido que de costumbre y no por ello menos genial: para muchos, su presencia le mejora. Y también esta unión rápida le ha servido a Jack White al recordarle algo que había olvidado en los últimos cuatro años: la inmediatez.


Hay compositores que necesitan darle vueltas continuas a sus creaciones, pero Jack White no es de esos. Para el de Detroit, cuando más rápido e inmediato es el proceso de creación, más sale ganando la obra: es uno de esos genios que vomita joyas continuamente y que pararse a tallarlos haría que se agrietaran o directamente rompieran como en el caso de Boarding House Reach. La grabación de Help Us Stranger se fraguó en pocos meses desde que se unieran a componer y soltaran diez temas más –uno de ellos una versión de Donovan- y esa frescura se constata en el que puede ser sencillamente el mejor álbum donde se ha visto involucrado Jack White en una década.


El que es uno de los principales puntales del rock en el siglo XXI ha tomado una decisión acertada que veremos si sirve para continuar apuntalando su carrera: después de un paso en falso, ha encontrado refugio en un grupo que sólo le ha deparado buenas noticias, donde siempre se ha encontrado a gusto compartiendo protagonismo y que es su proyecto donde el sonido y composición es más tradicional sin dejar de lado su toque personal. Habrá que ver qué decisiones toma Jack White en el futuro: si decide seguir con su carrera en solitario tal y cómo la dejó, si rescata a The Dead Weather… sea como sea, después de un tropiezo, siempre es bueno buscar la comodidad para saber qué has olvidado por el camino. Y lo inmediato volvió a Jack.




26 vistas

Melopea

  • Ivoox
  • Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2019 by La Fuga De Alcaraz. Proudly created with Wix.com

Newsletter

  • Negro Icono RSS
  • Instagram - Negro Círculo