• Marcos Alcaraz

Los Óscars exigirán estándares de diversidad



A pesar de estar a miles de kilómetros, no somos ajenos al conflicto que se vive en la actualidad en Estados Unidos a raíz del homicidio de George Floyd, que ha desencadenado un movimiento antirracista que ha levantado la voz ante años y años de desigualdades en el país. Y la Academia de Cine de Estados Unidos ha tomado cartas en el asunto al considerar éste un momento perfecto para la imposición de criterios de diversidad racial: realizarán una modificación sustancial de sus reglamentos para que las candidatas a Mejor Película cumplan unas condiciones mínimas de inclusión.


La Academia de Hollywood ha estipulado que las producciones aspirantes a mejor película deben cumplir por lo mínimo dos de los siguientes cuatro estándares: Representación en pantalla, representación en equipo creativo; oportunidades de acceso a la industria y/o promoción de las audiencias. Estos requisitos se pedirán para los Óscar de 2022 y 2023 aunque no serán exigibles hasta 2024.


Para el apartado de representación en pantalla y narrativa, la pelicula en cuestión debe incluir uno de los siguientes tres criterios: que uno de sus protagonistas sea de una minoría racial; que haya un 30% como mínimo del reparto secundario sea de colectivos poco representados; o que directamente el argumento se centre en la historia de uno de estos grupos. Por otro lado, atendiendo al equipo creativo, los tres criterios donde deberán cumplir al menos uno son: al menos dos de los puestos de dirección creativahan de ser de grupos poco representados; también que representantes de tres grupos formen parte de seis posiciones inferiores o que, al menos, el 30% del equipo sea de esos grupos.


Es en los apartados de oportunidades de acceso y de desarrollo/promoción de las audiencias donde se demuestra que, esta serie de peticiones, no son ni mucho menos difíciles de conseguir: se demanda que las plazas de becarios y aprendices, o de directivos y publicistas de cada proyecto contemplen esos criterios de diversidad. Es decir: que el ámbito de trabajo incluya a mujeres, minorías raciales, el colectivo LGTBI o personas con discapacidad diversa. Seamos claros: si entre todos estos colectivos no se suman al menos 30% de trabajadores en pleno 2020 en Estados Unidos, hay un serio problema en dicho rodaje.


Estas medidas se inscriben dentro de un plan por fases denominado Academy Aperture 2025 cuyo objetivo es “avanzar en la inclusión en la industria del entretenimiento y aumentar la representación dentro de sus miembros y la gran comunidad cinematográfica”. Aunque bien señalan que la Academia ya ha avanzado en materia de igualdad de género, en el comunicado el CEO de la Academia Dawn Hudson aseguró que queda “mucho más trabajo por hacer para garantizar oportunidades equitativas en todos los ámbitos”.

7 vistas

Melopea

  • Ivoox
  • Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2019 by La Fuga De Alcaraz. Proudly created with Wix.com

Newsletter

  • Negro Icono RSS
  • Instagram - Negro Círculo