• Marcos Alcaraz

Pearl Jam - Gigaton


La vida te da sorpresas, cantaba la canción. Qué difícil es prevenir lo que está por venir: nos lo van a decir a nosotros, a ver si nos hubiésemos creído hace unos meses que estamos como estamos. Aunque claramente no llega a tan mayúscula, también podemos hablar de sorpresa a la hora de adentrarnos en el reciente Gigaton de Pearl Jam: porque si nos lo hubiesen contado hace un par de años, no nos lo habríamos creído.


La trayectoría de Pearl Jam en los últimos lustros no dista mucho de grupos mastodónticos como U2: al fin y al cabo, hablamos de dinosaurios resignados a ser grupos de directo, que de vez en cuando sacan algo de material de calidad únicamente soportable para fans acérrimos. En el caso de los de Seattle, hay que remontarse a aquel aguacate homónimo para encontrar un trabajo que fuera capaz de valerse por sí mismo. Y ya han pasado 13 años. Entre medias, dos lanzamientos: Backspacer en 2009, disco sencillo y directo a la par que acomodado; y Lightning Bolt en 2013, posiblemente su álbum más autoparódico y que más adolece de un descarado piloto automático.


No conozco fan que esperase gran cosa del nuevo lanzamiento del grupo a estas alturas si tenemos en cuenta que de ese Lightning Bolt han pasado siete años de silencio, únicamente roto por un single suelto, Can’t Deny Me, que descendía el nivel de lo mediocre a lo paupérrimo. No eran en definitiva buenos presagios. Ahí llegaron los avances: Dance Of The Clairvoyants creó cierta ruptura; mientras quienes negaban del grupo apuntaron a la catástrofe, otros -donde me incluyo- nos sentimos agradados por un tema arriesgado, con influencias inesperadas -es imposible no pensar en Talking Heads con esa línea de guitarra-, rompiendo la dinámica y ampliando cierta curiosidad. El segundo avance, Superblood Wolfmoon, sí que era más de lo mismo, pero no desentonaba ni caía en la autocomplaciencia ya habitual en el grupo. Había, por tanto, cierta esperanza.


Esperanza no perdida en este Gigaton, un trabajo que evidentemente queda lejos de las mejores propuestas del grupo, pero queda cerco de lo mejor que pueden ofrecernos Pearl Jam a día de hoy. Porque esperar, a estas alturas del partido, otro Ten u otro Vs. 30 años después es mostrar una clara tendencia hacia el autoengaño: 1993 ha quedado atrás guste o no, y en estos 2020, poco queda de aquellos muchachos llenos de furia y magnetismo.


Es palpable que ha habido una mayor dedicación en Gigaton que en sus últimso trabajos. Podría señalar a un par de temas en Lightning Bolt indefendibles; en este Gigaton, todo se defiende por su poco peso. Ningún tema que recuerde a la carrera en solitario de Eddie Vedder. Ninguna balada sin alma. Ningún experimento con gaseosa. Un paso al frente de Jeff Ament, de un Mike McCready que de nuevo muestra en estudio su dinamismo en directo; un Matt Cameron aprovechado al máximo para la ocasión, cosa nada habitual y muy de agradecer.


Es por eso una grata sorpresa que en pleno 2020 Pearl Jam sean capaces de entregar temas como la inicial Who Ever Said, esa estupenda Quick Escape que recupera energía que parecía muy olvidada; experimentos con ganas como Alright o River Cross, o incluso temas marca de la casa, como Seven O’ Clock, Retrograde, o la muy Vedderiana -esta vez sin embargo para bien- Comes Then Goes recuperan la garra de antaño, creando la ilusión de que aquellos tiempos pasados no fueron hace tanto.


Hay que dejar claro que no hablamos de una obra mayor. Gigaton, en sus más de 58 minutos de duración, tiene altibajos; y si bien es un disco muy aseado, no raya a menudo la excepcionalidad. Pero sí que logra interesar y convencer, mostrando a un grupo que ha recuperado ganas de mostrar su valía y donde es fácil constatar que se ha puesto mimo, trabajo y esfuerzo. No cuesta esfuerzo encontrar matices en el desarrollo y la instrumentación de sus temas, incluso los no acérrimos encontrarán apuntes valiosos en sus escuchas. Es evidente que nada ni nadie nos traerá de nuevo a los Pearl Jam de 1993; pero Gigaton está muy cerca de ser lo mejor que nos pueda ofrecer los de 2020.



162 vistas

Melopea

  • Ivoox
  • Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2019 by La Fuga De Alcaraz. Proudly created with Wix.com

Newsletter

  • Negro Icono RSS
  • Instagram - Negro Círculo