• Marcos Alcaraz

Promising Young Woman: la venganza de las caídas

Ataviada con una bata blanca de enfermera sacada de una tienda de disfraces, con una peluca barata rubia de mechas azules y maquillada con tintes barrocos, Cassie se adentra en el bosque, maletín en mano, dirección a la cabaña de recreo. Su andar es decidido, firme y sereno: son los últimos pasos para consumar la principal de sus numerosas venganzas, el último movimiento a su bien orquestada sinfonía. Los lazos que le ataban a cierta compasión y benevolencia se han roto: su único propósito es rematar su faena.

Que una película utilice una versión instrumental del Toxic de Britney Spears para su clímax debería ser suficiente para loarla, pero no pocas cosas son loables en Promising Young Woman (Una Joven Prometedora para nuestro país), ópera prima de la directora Emerald Fennell protagonizada por Carey Mulligan y que ha sido una de las sorpresas de la temporada de premios, finalizando la carrera con cinco nominaciones a los Premios Óscar incluyendo entre ellos Mejor Película o Mejor Dirección.

Excesivo recorrido para un film no formalizado para estas lides y que se ha visto favorecido gracias a la ausencia de competencia real en este año pandémico. Hay obras a las que los reconocimientos les sientan bien y formalizan su aura de clásico: Promising Young Woman sin embargo se hubiera visto más favorecida con menos honras, al pertenecer a ese género de pequeñas gemas que se acaban convirtiendo en banderas generacionales para aquellos que cuando las descubren reconocen que son el público al que están hablando. Promising Young Woman debía haber desarrollado su recorrido basándose en el boca a boca, convirtiéndose en bandera de un público que iría aumentando exponencialmente conforme la rebeldía del filme se trasladara de unos a otros. Dista mucho de ser una candidata prototípica a Mejor Película en premios, y eso provocará que acudan a ella sectores de público que no son, a priori, los indicados.

La obra se desarrolla a partir de una check list en cuanto a denuncia de comportamientos machistas: no de los más evidentes, pero sí los más habituales. Cassie vive una continua búsqueda de venganza -por un incidente ocurrido en su pasado que preferimos no desvelar- de aquellas actitudes machistas que se instalan en una fina línea aparentemente moral pero que solo sirve para quitar culpas al culpable. Es muy fácil sentirse reflejada con el personaje de Cassie y apoyarla en su alocada búsqueda de resarcimiento. Si alguna vez has considerado buscar a la chica más borracha del bar para poder llevarla a casa y aprovecharte de que se encuentra con la guardia baja, que sepas que Cassie te está buscando. Y el siguiente puedes ser tú.

Promising Young Woman gana terreno al tener siempre claro a quién le está hablando y cómo debe de hacerlo, y en especial, por saber mezclar su continua denuncia sin caer en sus evidentes causas dramáticas: la ligereza que aporta la comedia negra se agradece en un relato que de tratarse con mayor seriedad acabaría en las fauces del cine protesta. Apuesta por un tono más retorcido y aguerrido, valiente en sus giros narrativos y que acaba apostando por enroscar el relato con un par de sorpresas finales propuestas como un salto mortal. Nos propone un viaje en el que su target principal va a recibir mil sacudidas al no reconocer por dónde se va a dirigir. Y una vez entras en su incómodo y valiente juego, las numerosas convulsiones son siempre bien recibidas.

Si además añadimos a una Carey Mulligan en el que, con toda seguridad, conforme el mejor papel de una carrera ya interesante de por sí, encontramos suficientes alicientes para dejarnos llevar con esta gamberrada que podría convertirse en la bandera del movimiento Me Too. Hay películas que buscan convertirse en estandartes a toda costa, y otras que lo consiguen reflejando una realidad propia de nuestra actualidad y hablando a aquellas personas que la viven día a día. Promising Young Woman puede sentirse orgullosa de conseguir retratar una realidad cuando en realidad lo que buscaba era deformarla.



Entradas Recientes

Ver todo