• Marcos Alcaraz

Run The Jewels - RTJ 4



No creo que a estas alturas quede nadie en todo el globo terráqueo que necesite que le cuente que un 25 de mayo de 2020, el ciudadano estadounidense George Floyd fallecía debido al abuso de poder realizado por un policía que en un arresto se arrodilló fatalmente en su cuello, acto que desencadenó una ola de protestas que como el lector bien sabe empezaron recorriendo todo Estados Unidos para después cruzar todas las fronteras imaginables causando manifestaciones a lo largo de todo el planeta y que reunimos bajo el eslogan Black Lives Matter. Malestar que dista mucho de haberse apagado en estos instantes actuales, especialmente en su país de procedencia, donde será determinante para resolver su propio futuro político dadas las elecciones presidenciales que acontecen a la vuelta de la esquina. Sin lugar a dudas, uno de los episodios de mayor relevancia de todo el año.


Es precisamente lo que subraya la relevancia de Run The Jewels 4, como su mismo nombre indica cuarto álbum del proyecto de los raperos EL-P y Killer Mike, sentido ahora como la banda sonora perfecta para ahondar en las circunstancias que nos ha deparado este año 2020. Ellos mismos fueron plenamente conscientes de lo apropiado que era el lanzamiento en tal período turbulento y actuaron en consecuencia lanzando de forma completamente gratuita su nuevo trabajo dos días antes de la fecha oficial de publicación, como gesto de solidaridad con las numerosas protestas que se sucedían en dicha semana (hablamos de los primeros días de junio). En el mismo comunicado, ambos raperos señalaban que “el mundo está infestado de mierda, así que aquí os ofrecemos algo crudo que escuchar mientras tratáis de lidiar con todo ello”. Un gesto que les honra y que indirectamente nos regala el mejor adjetivo posible para resumir su nueva obra: hablar de crudeza es hablar de RTJ4.


No había poco interés en ver qué deparaba la continuación de un proyecto hasta entonces en un reposo de cuatro años, acto sorprendente teniendo en cuenta que desde su aparición habían ofrecido prácticamente álbum año, desde que sorprendieron a crítica y público con el primer RTJ y confirmando su necesidad y relevancia en el panorama musical con el excelente RTJ 2. Las posibles dudas por si este lapso de tiempo derivado desde 2016 pudiera haber mermado la capacidad de Killer Mike y EL-P para seguir ofreciendo bombas sonoras de inusitada potencia se disipan a los quince segundos que tarda Yankee & The Brave, apertura de esta cuarta parte, en entrar en materia: todo lo que ha convertido a Run The Jewels en una de las sensaciones de la pasada década se presenta a pleno funcionamiento.


Es vital entender que gran parte de la cadencia irrepetible de sus canciones reside en la química total y absoluta entre sus dos componentes, que se pasan el testigo de la canción a su gusto, en una compenetración perfecta que salta de uno a otro con pasmosa facilidad. Desde la ya citada Yankee & The Brave, donde se presentan ante nosotros como si fuera la banda sonora de la intro de una serie ficticia, hasta A Few Words For The Firing Squad (radiation), también con ese ineludible carácter cinematográfico que impregna toda su música, equilibrio perfecto entre lírica violenta y cruda y bases grandilocuentes y que convierte cada uno de sus temas en una explosión de adrenalina. De este modo, las letras de marcado carácter político y que no hacen concisión alguna, señalando a todos los puntos críticos de la sociedad estadounidense que han llevado a la muerte de George Floyd -en Walking On The Snow se habla de la violencia policial, en Ooh La La o la susodicha A Few Words…, donde es tratado el esclavismo, mezcladas con la crudeza sonora de las bases convierte a Run The Jewels 4 en la opción perfecta para exhalar toda la rabia contenida ante las injusticias del mundo actual. Y no hay mejor manera que desprenderse de tanta cólera que bailando y saltando.


Apostando de nuevo por la concesión tras un Run The Jewels 3 algo alargado, en esta cuarta parte nos encontramos temas redondos como el single principal Ooh La La, donde nos hablan de la felicidad que conllevaría un mundo donde el dinero ha dejado de tener valor; la irresistible Out of Sight o la destructiva Goonies Vs E.T.; sus habituales colaboraciones como esa Just que junta a su copartícipe habitual Zach De La Rocha con Pharrell Williams o Pulling The Spin, donde los lamentos de Josh Homme se mezclan con la voz de Mavis Staples. Es difícil encontrar un punto bajo ante tal frenesí musical, estallido de potencia y sí, crudeza, que se ha convertido en la mejor banda sonora tanto para resumir el año como para convertirnos en partícipes del mismo, recogiendo nuestro enojo para lanzarlo desde la pista de baile hasta las más violentas calles, una consecución de himnos que nos arrastran a la revolución. Si 2020 fuera un largometraje, Run The Jewels 4 sería su perfecto acompañamiento.




Melopea

  • Ivoox
  • Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2019 by La Fuga De Alcaraz. Proudly created with Wix.com

Newsletter

  • Negro Icono RSS
  • Instagram - Negro Círculo