• Marcos Alcaraz

Woods - Strange To Explain



Seguir a Woods da la sensación de encontrar un tesoro perdido: llegar a su música se torna prácticamente accidental, pero nunca anecdótico: como el encuentro de una gema oculta sólo forjada para quienes mostraron suficiente atención, parece un secreto que durante los primeros seis años de la pasada década Woods ofrecieron una de las mejores discografías de nuestro tiempo, desarrollando una carrera que ya ronda los 15 años y que encontró la fórmula perfecta en álbumes como At Echo Lake, Sun & Shade o Bend Beyond y que en With Light And With Love (2014) terminó de rubricar la perfección.


Mezclar folk rock con tintes psicodélicos, gotas de garage y la imagen de Neil Young y The Byrds como mapa: su fórmula se tornó perfecta, pero tras moldearla en estupendos trabajos, su repetición se convirtió en innecesaria: una vez ya mostrada en su absoluta perfección, todo lo que llegaría a posteriori sería inevitablemente inferior. Woods supieron ver que su universo musical ya había sido explorado: el único camino posible era abrir la receta a otros ingredientes y observar qué ocurría en la fusión. Así en City Sun Eater In The River Of The Light aprovecharon la maravillosa circunstancia de tener un sonido tan acabado para jugar con él abriendo su abanico musical. Cuando ya estaba todo dicho, descubrieron que en horas crepusculares había otro tipo de luz.


Tras un fallido EP llamado Love Is Love, una lánguida excusa para juguetear con la felicidad que alargaron a disco y que nunca lo fue, cuatro años después de City Sun Eater llega su nuevo trabajo Strange To Explain, sentido como una continuación natural del recorrido pautado por su anterior aunque acotando todavía más su espacio sonoro. Es imposible no tener en cuenta la repercusión del fallecimiento de David Berman, líder de Silver Jews, tras trabajar con él en el proyecto Purple Mountains, provocando el regreso de Woods a tonos más oscuros y ensoñados: tras abrir demasiado las ventanas en Love Is Love, lo mejor era dejar pasar la luz justa. De este modo exploran tonos melancólicos en Where Do You Go When You Dream o Just To Fall Asleep; mantienen la exploración geográfica de City Sun en The Void o en la estupenda Weekend Wind final -siete minutos de viaje que parecen la banda sonora del Día de Muertos mexicano; también brillan con luz propia Fell So Hard o Be There Still y encuentran su clímax en la explosión catártica de la fantástica Can’t Get It Out, donde aprovechan romper la uniformidad general del álbum para regalar un single perfecto.


Aparentemente lineal en primeras escuchas pero cuyos matices se despliegan en cascada con los sucesivos tanteos, estamos de nuevo ante otro gran trabajo de un grupo por el que ya no pasa el tiempo, todavía saboreando su propio trayecto bañados por la luz del crepúsculo pero comenzando a preguntarse qué ocurrirá cuando decidan volver a casa.




Melopea

  • Ivoox
  • Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2019 by La Fuga De Alcaraz. Proudly created with Wix.com

Newsletter

  • Negro Icono RSS
  • Instagram - Negro Círculo