• 2st3jonazcue

¿Y qué fue de Dire Straits?



Os preguntaréis a que viene el título del artículo en pleno 2020. Si bien sus temas más conocidos siguen sonando en las radios, de hecho, algunas de ellas las ha escuchado todo el mundo más de una vez en su vida aunque no lo sepan. Aún así, ya poca gente habla de ellos. Bueno, me equivoco, si hay cierto grupo de personas entre los 50 y 70 años que todavía pincha los discos de Knopfler y compañia, por supuesto, hablo de nuestros padres. Dire Straits es el grupo padre por excelencia, en la terna con Supertramp, Genesis y como artista en solitario, Bruce Springsteen claro. Lo cierto es que en bastante círculos rockeros no están muy bien vistos y aquí queremos nombrar algunos de los motivos por los que no han conseguido ese respeto que otros coetáneos menos exitosos en su momento si tienen.


Una de las características principales de esta banda es ese sonido cristalino, la atención a los detalles y una producción perfecta siempre que ha llevado a que muchos pensemos en ellos a la hora de probar la calidad de sonido del nuevo equipo de turno. Este refinamiento se va haciendo más latente según vamos avanzando en su discografía. El punto álgido de esta evolución que comento es por supuesto Love Over Gold, una propuesta cercana al rock progresivo en el que encontramos largos pasajes instrumentales. Desde luego no parecen los ingredientes adecuados para cierto sector del rock más duro y acelerado. A esto le añadimos la ruptura con el sonido más puramente 80s nada más empezar la década de los 90, la juventud de esa época abrazó a los Nirvana, Pearl Jam y compañia, mientras que los padres seguían escuchando a Dire Straits o The Police en sus perfectamente ecualizados equipos. Otro de los motivos puede ser la sobreexposición de hits como Walk of Life o Money for Nothing en las distintas cadenas de radio, ganándose así el favor del oyente casual en detrimento del más especializado. Esto ocurre con la mayoría de bandas y artistas de gran éxito de todas formas. En el caso de Dire Straits es una pena, ya que hablamos de una discográfia sin altibajos prácticamente, corta, eso sí, que uno puede devorarse en un día de apetito musical. La fama de las dos canciones que he mencionado junto alguna más como Sultans of Swing por ejemplo, llega a superar la fama del propio grupo, lo que nunca suele ser bueno en una gran banda. Aunque soy defensor de la escucha de un buen recopilatorio como primer contacto con una banda o artista de extensa discografía en este caso os animo a explorar más allá y poneros los discos en orden cronológico. Os dejo aquí la canción insignia de Knopfler y compañía para que os acompañe durante esta pequeña lectura.





En un principio Dire Straits se presentó al mundo como un grupo de Roots Rock formado en Londres, en plena eclosión Punk, que en breves abriría el paso a con bandas como Joy Division y Talking Heads. Por supuesto hablamos de finales de los 70, no eran los mejores tiempos para emular a leyendas como J. J. Cale y Eric Clapton. Pero aún así enseguida se ganaron al público y crítica británica, la archiconocida Sultans of Swing aceleraría la subida de la banda y les daría nombre al debut discográfico. Tanto en el debut y como en el siguiente disco, Communiqué, podemos ver un total protagonismo de la guitarra de Knopfler y sus maravillosos solos. En Making Movies empezaron los primeros bailes de nombres en los Straits con el abandono de David Knopfler, el hermano de Mark, encargado de la guitarra rítmica hasta el momento. En este album contarían con la participación de Roy Bittan, pianista estrella de la E Street Band. Sin duda nos encontramos ante lo más ambicioso que han sacado hasta la fecha, con una épica que pudiera ser influencia del propio Springsteen. Estamos ya en 1982, donde para un servidor llegaría su mejor trabajo, Love Over Gold. Temas largos, tan solo cinco en total, aquí a destacar la espectacular Telegraph Road y la siguiente en el tracklist, Private Investigations. Llegados a este punto en sus carreras, la inclinación de Mark a las composiciones únicamente instrumentales es clara, y enseguida empezaría a grabar bandas sonoras como la de Local Hero. El tema más representativo es un fijo en los setlists y recopilatorios del grupo, por supuesto hablamos de Going Home. Como apunte, lo más seguro es que si la buscáis os encontréis con alguna de esas versiones donde un saxo horrible se carga totalmente la canción acelerándola y dándole un aire de orquestilla de verano, los 80 haciendo de las suyas. Yo por mi parte siempre busco la maravillosa versión en directo del Sultans of Swing - The Very Best of Dire Straits. Os aseguro que merece la pena la molestia de buscar esta versión que os digo. En esta ocasión, la guitarra de Knopfler adquiere todo el protagonismo y hay una magia en esa sonoridad, imposible de replicar en un estudio.


A continuación, en 1984, sacarían el Alchemy. Un directo grabado un año antes con lo mejores temas de la banda hasta esa fecha. Aunque ya fueran mundialmente conocidos en ese momento, darían el último y definitivo paso para convertirse en la banda más exitosa del momento con Brothers in Arms, el multi-platino que contiene esos temas que tan hartos estáis de escuchar en la radio. Estamos hablando de uno de los álbumes más vendidos de la historia, y como la muchos superventas ha generado tanto aplauso como odio a partes iguales. También es el álbum que mejor capta el sonido de su época de entre todos los que sacaron, aquí prácticamente no encontraremos solos de guitarra de Knopfler, la instrumentación es más armoniosa y los sintetizadores cobran un mayor protagonismo, para bien y para mal. Los éxitos que hicieron famoso este disco están todos prácticamente concentrados en la primera cara de este, mientras en la cara B tenemos una serie de temas no tan conocidos que pueden sorprender a más de uno, como The Man's Too Strong o Why Worry. Termina con el tema que da nombre al disco, un clásico este sí, donde Mark se nos luce algo más a la guitarra para dar un final más que digno al LP. Yo personalmente me quedo con So Far Away, por un tema de nostálgia pura y dura. Hay temas que te transportan a ciertos lugares y momentos, en este caso, yo no puedo dejar de imaginarme en el antiguo sofá de casa de mis padres, una tarde noche, la lámpara encendida y el aparato de música de mi padre sonando desde una esquina del salón. Ya si hablamos de lo meramente musical, me sigue pareciendo una señora canción, de los mejores de la banda aún en su sencillez.



Tras Brothers in Arms, la banda se tomó un largo descanso. Mark siguió con sus proyectos en solitario, bandas sonoras y un delicioso álbum junto a su ídolo, Chet Atkins. En 1991 se volverían a juntar para grabar On Every Street, ya en una nueva década y con el foco del panorama musical en estilos más alternativos, las ventas fueron moderadas y por primera vez en la carrera de los Londinenses la crítica quedó dividida. Se habían quedado bastante desfasados ante un público joven que demandaba un cambio de aires, romper de golpe con ese sonido característico de los ochenta. On Every Street no es para nada un mal disco, ni muchísimo menos, algo largo quizás, pero el mojo de Mark y compañía para crear buenas canciones sigue intacto y nos deleitan con hits como Calling Elvis, Heavy Fuel o el tema homónimo del disco. También encontraremos joyas ocultas como Ticket To Heaven, tema con sabor a clásico de Ry Cooder o el acercamiento country de How Long. Puede que sabiendo que la edad dorada en cuanto a ventas ya ha pasado para ellos, decidieran tocar los géneros y la música que les apetecía en ese momento, así podemos encontrar algún que otro blues y un Rock'N Roll más clásico sin perder ese sonido tan personal que les aporta la guitarra y voz de Knopfler. Sin embargo, estas pequeñas libertades no fueron suficientes para Mark, que decidiría dedicarse exclusívamente a su carrera en solitario tras una larga y no tan exitosa gira, en 1995 se separarían definitivamente. Aunque han habido unos cuantos amagos de reunión de la banda, Mark siempre ha negado que existiera esa opción.



56 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo